La caída de Huelva

Portada del diario falangista Odiel del día posterior a la ocupación de Huelva capital.

Portada del diario falangista Odiel del día posterior a la ocupación de Huelva capital.

La tarde del 28 de julio se produce en Huelva la desbandada general y el consiguiente vacío de poder ante la proximidad de las tropas de Queipo de Llano. La columna que debía hacerles frente por la mañana en La Palma del Condado se había puesto de parte de la sublevación, y la noticia corre por la ciudad como la pólvora. Todas las autoridades del Frente Popular se han puesto a salvo, menos el gobernador civil y los mandos de la Guardia Civil y los Carabineros junto al diputado Gutiérrez Prieto, del PSOE. Por la noche, las fuerzas de los capitanes de la Guardia Civil Gumersindo Varela Paz y José Fariña Sagredo –que por la mañana se han unido a la sublevación– ocupan el Ayuntamiento y el Gobierno Civil.

Poco después se despliegan desde el centro al resto de la ciudad a tiro limpio. Se le van uniendo oficiales de los cuerpos de seguridad que en principio habían permanecido fieles a la República, así como un puñado de civiles derechistas que son armados por los golpistas. La madrugada será larga. Asaltan la Casa del Pueblo y liberan a los casi 200 presos del barco Ramón, que, como pueden comprobar, no han sufrido daño personal alguno. A lo largo de la noche se producen las primeras redadas y son detenidos entre 300 y 400 izquierdistas. A pesar de todo, los ocupantes no se atreven a declarar aún el Estado de Guerra. “Desconfían unos de otros, no quieren definirse”, señala Francisco Espinosa en La guerra civil en Huelva. Una conversación telefónica entre las fuerzas ocupantes instaladas en el Gobierno Civil y el comandante Gregorio Haro Lumbreras, que permanece en Sevilla, define el plan de actuación de la mañana siguiente.

A las 8 de la mañana del 29 de julio llegan a la estación de tren de Huelva la columna Carranza y la 4ª Bandera de la Legión al mando de José Vierna Trápaga, que dicta el bando de guerra para toda la provincia. Los legionarios venían acompañados de fuerzas de Intendencia, de Artillería y las temidas unidades paramilitares de Falange. A las 11 de la mañana, la ocupación de la ciudad de Huelva se da por concluida. Inmediatamente comienzan los nombramientos de gestoras para el Ayuntamiento y el Gobierno Civil. Al día siguiente, 30 de julio, el comandante Gregorio Haro, convertido ya en el “héroe de La Pañoleta” por la emboscada que perpetró contra la columna dinamitera de mineros, toma posesión como nuevo Gobernador Civil y Militar de la provincia por orden de Queipo. Desde su cargo dirigirá una despiadada represión que será recordada en Huelva durante décadas.

A pesar de que no hubo resistencia alguna en la mañana del 29 de julio, los legionarios y la aviación fascista dejan 17 cadáveres y numerosos heridos en las calles de Huelva. Según Espinosa Maestre (La justicia de Queipo) el expediente que Gregorio Haro encarga abrir al Juez de Instrucción Militar el 31 de julio para identificar y enterrar estos cadáveres “confirma el bombardeo –nunca los golpistas reconocieron haber bombardeado pueblos y ciudades– a que fueron sometidos algunos barrios de Huelva por avionetas enviadas desde Tablada. Puesto que la ciudad –prosigue Espinosa– se encontraba en manos de la Guardia Civil y otras fuerzas militares desde las primeras horas de esa noche, sólo cabe interpretar este derroche de violencia de las fuerzas coloniales africanas como fruto de la frustración y de un ansia de sangre que únicamente saciarían en realidad en su ruta hacia Mérida y Badajoz”. Así fue como Huelva pagaba bien cara su resistencia al golpe el 18 de julio. Pero lo peor aún estaba por llegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s